La maternidad tranquila

La llegada de un bebé a la familia es, primero una bendición y después una oportunidad única de crecimiento. En mi segunda maternidad y mis 41 años la tranquilidad y el placer y la contemplación van de la mano. Sirva este espacio para reflexionar sobre la maternidad tranquila, sin culpas, sin expectativas, sin cargas innecesarias.
Tus aportaciones son bienvenidas, así que, si lo deseas, comparte-te, fluye y disfruta.
¡Bienvenida!

martes, 10 de enero de 2012

¿Qué hacer con un niño que no va a la guardería?

Visitando la tratienda de este blog, me encuentro con alguien que buscaba en google "qué hacer con un niño que no va a la guardería" y apareció por aqui. Me parece interesante la pregunta, aunque la respuesta que yo pueda proporcionar es más bien sencilla: Nada. Si su hijo no va a la guardería ( y es lo más saludable para la salud física y emocional del niño), no haga nada con él. Es decir, no haga nada extraordinario. Si acostumbra a escuchar música y disfruta con ella, hágalo. Si lo que le gusta es cocinar, cocine con él. Cójalo, abrácelo, hable con él, déjele que explore su casa con  libertad (tenga precaución y evite los peligros -enchufes, productos tóxicos, etc.) y acompáñelo en sus descubrimientos sin interferir en exceso. Puede hacer las camas, hablar por teléfono (poco rato), poner la lavadora, leer (menos rato aún), ducharse con él, comer juntos, bailar, contar cuentos, acariciarse, pasar calor o frío juntos, hacer la compra, tumbarse a descansar (a veces), dormir, etc.
Un niño sano y normal no necesita estimulación precoz, no es necesario saber los colores con un año o contar hasta diez ni ningún tipo de proezas cognitivas ni motoras. Un niño sano solo necesita que usted lo tenga en cuenta, lo aprecie sinceramente, y lo respete.
Hable con su hijo y escúchele. Responda a sus preguntas y pregúntele poco (esa manía que tenemos los mayores de examinar a los niños).
Si quiere que su hijo aumente su inteligencia, aumente usted la suya. Si quiere un hijo feliz, sea usted feliz (si no lo es, puede intentarlo por su cuenta o recibir ayuda de un terapeuta). Si quiere que su hijo aprecie la música clásica, disfrútela usted. Su hijo está aprendiendo a vivir y ese es el mayor regalo que va a recibir de usted. Y, sobre todas las cosas, sea honesta/o. Su hijo sabe más de usted que usted mismo, así que no intente engañarle porque no podrá.
Por último, cuando los días se hacen cuesta arriba... respirar ayuda...
No haga nada con él, enséñele a Vivir.

9 comentarios:

MaGiA dijo...

Mónica,
Bien podía haber hecho yo la pregunta, y me ha parecido genial tu reflexion. La verdad me he reido un montón y me una cosa me ha quedado clara "Si quiere que su hijo aumente su inteligencia, aumente usted la suya."
Abrazos "para que complicarme la vida!!

Cándido dijo...

Muy bueno Mónica, si la educación y la enseñanza tienen su miga... examinar a los niños es algo grotesco, esa costumbre: Y como te llamas, y como te llamas, y como te llamas pero vamos a ver si ya lo sabes para que me preguntas. Hace meses que respondo a mi nombre girándome, acercándome.......... en fin cosas del mundo adulto.

Carol dijo...

Genial.
También a mi me ha gustado la frase "Si quiere que su hijo aumente su inteligencia, aumente usted la suya", muy bueno.
Nosotros es más o menos lo que hacemos, y estoy totalmente de acuerdo en que un niño sano no necesita estimulación precoz para nada.
Un abrazo

Mireia dijo...

Muy buena reflexión!
Vernos a nosotros disfrutar del no hacer, de la musica, del dia a dia sin más, de la cocina, de la charla con un vecino...es el mejor de los aprendizajes!

Noraya dijo...

Genial! Lo comparto, pues esta experiencia es mi diario vivir junto a mi hija Nur de 20 meses y medio... y hasta 2013 vamos a seguir así, aprendiendo a vivir juntas, aprendiendo disfrutando!
Gracias Mónica!

Noraya
"El Rumor de las Libélulas"

Catalina de mamatambiensabe dijo...

Genial.. También me quedo con el concepto de si queremos hijos inteligentes, seamos mas inteligentes.. Para mi el ejemplo es el 70% de la educación de un niño. un abrazo..

NinaNutz dijo...

¡hola! Acabo de encontrarte por casualidad, a través de un enlace en el médico de mi hijo. He echado un vistazo a tu blog y me encanta. Comparto muchísimos punto de vista contigo, y además, ¡eres de Granada!
Encantada, yo también sigo por aquí y no sabía nada de estos grupos. Como son por la mañana dudo que pueda ir a alguno, pero te seguiré por aquí.
Un saludo y encantada de conocerte (o haberte encontrado).

Cocolina dijo...

Preciosa entrada, gracias por ponerle voz a lo sencillo de la vida, vivir. Un abrazo

Ana dijo...

Me ha encantado esta entrada, es precisamente lo que hacemos mi pequeño y yo cada día, disfrutar de la vida doméstica.

Un saludo