La maternidad tranquila

La llegada de un bebé a la familia es, primero una bendición y después una oportunidad única de crecimiento. En mi segunda maternidad y mis 41 años la tranquilidad y el placer y la contemplación van de la mano. Sirva este espacio para reflexionar sobre la maternidad tranquila, sin culpas, sin expectativas, sin cargas innecesarias.
Tus aportaciones son bienvenidas, así que, si lo deseas, comparte-te, fluye y disfruta.
¡Bienvenida!

miércoles, 13 de abril de 2016

Sacad a los niños a la calle


Sacad a los chiquillos a la calle. Aunque llueva o haga frío. Los niños pasan muy pocas horas en la calle en contacto con los elementos naturales. Sacad a los niños a la calle y que toquen, chupen, huelan, manipulen, tiren, empujen. ¿Cómo queremos que estén tranquilos y relajados después? Estarán en tensión, como leones enjaulados. ¿Habéis visto a los grandes animales en cautividad?

Sacad a los niños y que experimenten la  alegría del movimiento libre, la felicidad de la curiosidad no dirigida, el gozo de la experimentación. Dejad que los niños "pierdan" el tiempo viendo las hormiguitas, empujando con un palo una piedra, arrastrando los pies por la tierra, soñando colgados de los rayos de sol que atraviesan la copa de un árbol. Dejad que los niños sean niños y volveos niños con ellos. Disfrutad.

jueves, 5 de noviembre de 2015

Toallitas caseras ecológicas y baratas


Me preocupa mucho el medio ambiente y el mundo que construimos para nuestros hijos. Me preocupa que prácticamente sea imposible encontrar toallas para la limpieza de los pequeños que no tengan sustancias más o menos dañinas para él o para el medioambiente. Sé que con una esponja y un poco de agua con jabón natural, la mayoría de las veces resolvemos la situación, pero a veces nos pilla en la calle o no tenemos posibilidad de recurrir a lo tradicional. 
Después de haber buscado y buscado toallas sin productos químicos y que fueran biodegradables, aún pagando bastante por ellas, no he encontrado una marca que me diera completa seguridad. Así que las hago yo misma. 
Un poco de agua y unas gotas de aceite vegetal (a mi me gusta mucho el de oliva virgen extra ecológico que es el que tomamos en casa) y puedes limpiar por completo la piel de tu bebé y dejarla hidratada. El papel resiste mucho más de lo que parece. Mojas la toalla y la escurres en la mano, la abres, le echas un poco de aceite y ya está lista.
Para llevarlas a la calle, puedes meterlas en una bolsa de plástico con cierre hermético o meterla en una caja de toallas. A mi me ha durado hasta tres días preparadas y listas para usar. 

Espero que te guste esta idea saludable y muy barata. 

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Educación Integral para madres y padres




Tengo el placer de invitarte a conocer más sobre mi nuevo proyecto: Educación Integral para madres y padres. Los hijos crecen y los problemas van cambiando. De la lactancia y la introducción de alimentos pasamos a las rabietas y el orden, o a las contestaciones airadas o a... en fin, cada familia con su propia dinámica y dificultades. Si te gusta este blog, y sea cual sea la edad de tus hijos, quizá te interese visitar Educación Integral para madres y padres, la continuación natural de la idea de que no solo crecen los hijos. Las madres y los padres, lo hacemos con ellos de la mano también.


Educación Integral es una profunda transformación interior, 
para transformar profundamente la relación con los hijos e hijas. 




Y si te inscribes en nuestra comunidad, recibirás en tu mail información valiosa y útil y oportunidades exclusivas solo para ti. La formación en Educación Integral de madres y padres está apunto de abrir sus puertas. Comienza el 20 de noviembre ¡No te quedes fuera!

¡Eres bienvenida!


Suscríbete a nuestra lista y recibirás regalos y serás parte de la comunidad de Educación Integral.





jueves, 29 de octubre de 2015

Asociación de familias El Nido

Hace diez años, en toda la provincia de Granada existían dos o tres centros de educación alternativa.  Éramos pocos las madres y padres que estábamos interesados en crear un espacio para que nuestros hijos vivieran una infancia respetuosa y amable. Ahora, en mi segunda maternidad, lo he tenido muy fácil. No solo por la cantidad de proyectos alternativos que hay, sino porque dos amigas-hermanas, Sara y Paula, han abierto un espacio maravilloso para que los niños más pequeños puedan crecer con  armonía y respeto. Precisamente esta mañana, reparaba en lo relajado que están los niños (algunos muy pequeños) en el ambiente. Es un arte que debemos al buen hacer y la tranquilidad de las acompañantes.





Ver como tu hijo disfruta de los materiales y el ambiente preparado, como se vincula afectivamente con los adultos, como establece lazos de afecto con otros niños y lo hace desde la felicidad, con una sonrisa en la cara, es un regalo. Nosotros vamos unos días en semana, y lo difícil no ha sido el periodo de adaptación, sino explicarle que hay días en que no vamos. Mientras él disfruta de un grupo de amigos, en un espacio preparado para el juego libre y acompañado respetuosamente, yo disfruto de un tiempo para mi trabajo y de la conversación siempre interesante de otras mamás que, como yo, optan por hacer uso del espacio preparado para nosotras. ¿Qué más puedo pedir? Bueno, por pedir, que estuviera más cerca de casa. Aunque salvar la distancia bien merece la pena.








Asociación de familias El Nido (Granada)

Calle Alquería (Cármenes de San Miguel)



Quizá te interese:
Educación Integral para madres y padres