La maternidad tranquila

La llegada de un bebé a la familia es, primero una bendición y después una oportunidad única de crecimiento. En mi segunda maternidad y mis 41 años la tranquilidad y el placer y la contemplación van de la mano. Sirva este espacio para reflexionar sobre la maternidad tranquila, sin culpas, sin expectativas, sin cargas innecesarias.
Tus aportaciones son bienvenidas, así que, si lo deseas, comparte-te, fluye y disfruta.
¡Bienvenida!

jueves, 29 de octubre de 2015

Asociación de familias El Nido

Hace diez años, en toda la provincia de Granada existían dos o tres centros de educación alternativa.  Éramos pocos las madres y padres que estábamos interesados en crear un espacio para que nuestros hijos vivieran una infancia respetuosa y amable. Ahora, en mi segunda maternidad, lo he tenido muy fácil. No solo por la cantidad de proyectos alternativos que hay, sino porque dos amigas-hermanas, Sara y Paula, han abierto un espacio maravilloso para que los niños más pequeños puedan crecer con  armonía y respeto. Precisamente esta mañana, reparaba en lo relajado que están los niños (algunos muy pequeños) en el ambiente. Es un arte que debemos al buen hacer y la tranquilidad de las acompañantes.





Ver como tu hijo disfruta de los materiales y el ambiente preparado, como se vincula afectivamente con los adultos, como establece lazos de afecto con otros niños y lo hace desde la felicidad, con una sonrisa en la cara, es un regalo. Nosotros vamos unos días en semana, y lo difícil no ha sido el periodo de adaptación, sino explicarle que hay días en que no vamos. Mientras él disfruta de un grupo de amigos, en un espacio preparado para el juego libre y acompañado respetuosamente, yo disfruto de un tiempo para mi trabajo y de la conversación siempre interesante de otras mamás que, como yo, optan por hacer uso del espacio preparado para nosotras. ¿Qué más puedo pedir? Bueno, por pedir, que estuviera más cerca de casa. Aunque salvar la distancia bien merece la pena.








Asociación de familias El Nido (Granada)

Calle Alquería (Cármenes de San Miguel)



Quizá te interese:
Educación Integral para madres y padres

No hay comentarios: